Se busca gente perfecta

Si chica busca chico, ella siempre es educada, elegante y atractiva. Le gusta el campo, leer e ir al cine. Si tiene hijos están emancipados y su única intención es un poco de compañía. Me refiero a las secciones de anuncios clasificados de búsqueda de pareja, un negocio lucrativo donde los haya. Pero lo que a mí me sorprende, es encontrar en ellos la férrea dictadura de los estereotipos y la utópica especificidad de lo buscado. En el caso de las chicas, casi todas dicen ser mayores de treinta y cinco años, y por regla general buscan hombres cultos, educados, sensibles, joviales, serios, responsables, económicamente independientes, cariñosos, leales, más altos que ellas y de mayor edad. Si la requirente es joven, su anuncio es escrupulosamente biométrico: Mujer de 40 años, 1,70 y 67 Kg. Desea conocer hombre 43-49 años, mínimo 1,80, musculoso, pero no cachas (1), buen corazón y divertido. Mientras que las más maduras, no se caen a cuentos y dejan marcado muy bien su alcance: Separada sin hijos, 56 años, buena presencia busca caballero entre 56-62 años, simpático, nivel socioeconómico y cultural alto, sin hijos ni ataduras familiares, limpio, no fumador, sincero, jovial y atractivo, mínimo 1,68 para relación estable. ¡Ave María purísima!

Ahora bien, si es un chico quien busca chica, no se les puede acusar de no ir con la verdad por delante. A mi estos anuncios me han resultado de una sinceridad ejemplar. Ellos siempre la buscan más joven, no hablan de ser románticos, sino que les gusta el fútbol y la “tranquilidad”. Por ejemplo, Luis el sincero -de 35 años- es uno de ellos, quien pone: Casado e insatisfecho. Busco amiga para momentos de complicidad y conversaciones apasionadas. También está Pedro, -de 38 años- un liberal sin excusas, quien suelta en su anuncio: Casado y cariñoso. Me gusta la tranquilidad. Busco amiga cariñosa, romántica, sincera y sencilla para una buena amistad. No importa físico ni estado civil. Pero el que me ha parecido más genial es el anuncio de un gremialista hasta la médula. Funcionario de 46 años, divorciado, sin hijos, muy juvenil, atractivo, 1,73 y 73 Kg. Busca funcionaria sobre 40 años, delgada (talla 36-40) juvenil, sin hijos y española. (2)

Existe también un pequeña sección de amistad. Tan pequeña y con mensajes tan ambiguos, que no queda muy claro lo que andan buscando. Allí encontré el anuncio más pequeño, el de un sucinto menesteroso: Chico desea conocer gente.

Si chico busca chico, allí las cosas si que se ponen directas. No valen cariñosismos. Estos anuncios, como los hombres duros de las películas, no se andan con rodeos y tampoco buscan compromisos. Están los que aún viven con sus padres. Chico de 35 años, moreno, 1,68 y 68 Kg. Activo / pasivo y sin sitio, busca chico para relaciones esporádicas. O como José, quien provee un anuncio particularmente ecléctico: 45 años, moreno, casado y velludo. Busco chicos [si, en prural] feneninos y travestís para relaciones y algo más. Estos anuncios contrastan con los de chica busca chica, donde los mensajes parecen encriptados e indirectos. Por ejemplo: Universitaria de 39 años busca amiga-compañera, soltera, independiente, alegre y de buenos sentimientos para pasear, ir al cine viajar y teatro.

Hay una última sección bajo el título de otras relaciones. Es compleja. Les dejo un único ejemplo, de un personaje dubitativo: Chico de 34 años y posible bisex, busca chica o parejas serias.

Pienso que las personas de todos estos anuncios buscan esencialmente compañía y éste es un concepto del que emanan acepciones muy diversas. Desde la simple del antónimo de la soledad, hasta la excelsa necesidad de un cómplice cotidiano. En todo caso, no me queda más que desearles suerte… y paciencia, si descubren que el encontrado no se baña, deja la tapa de la poceta en alto o comente la insensatez de no ponerle la tapita a la crema dental.


1. adj. coloq. Musculoso y fornido.
2. Funcionario Público. Empleado del estado. Sinómimo de estabilidad laboral en Europa.

6 pensamientos en “Se busca gente perfecta

  1. Oh gosh!
    A pesar de los pesares, estos avisos castizos son bastante zanahorias, comparados con los que publican en USA…
    *************************************************
    Siempre me ha llamado la atenciòn la costumbre de poner “clasificados” para buscar pareja ( no importa si es para ir al cine o a la cama)
    Me pregunto què clase de SOLEDAD por una parte, y falta de imaginaciòn por la otra, tienen estas personas, que se arriesgan a ponerse en contacto con vaya usted a saber què clase de bichos raros…

    *************************************************

    Chica madura de alto rango en el Olimpo, envía fraternal saludo a joven creativo de clase en peligro de extinción, con motivo de desearle un feliz inicio de semana, extensivo a su consorte.

    Palas

  2. Hello Palas:

    Me da la impresión de que se trata de algo de probabilidades. Conozco gente que ha encontrado pareja -normal- a través de éstos métodos. (y algunos otros por internet), y también muchos que se han estrellado y no en las estrellas. Creo que parten del principio de la lotería. Si es una lotería lo del amor, pues comprando números en distintas fuentes, pues eso. En todo caso, están en su derecho.

    ¿Qué tipo de soledad? Pues no se. ¿habrá tipos della? Bueno tal vez si. Una soledad bastante interior, constante, aburrida y… muy optimista.

    Besos
    Oca.

  3. Cuando lo leí por primera vez no estaba de humor para discurrir sobre la acepción de: Funcionario Público. Ahora estoy majo…meno.

    Lo que por la Madre Patria es sinónimo de estabilidad laboral (supongo que con un aura de connotación positiva) por los lados de la Hija de tal Madre es sinónimo de:
    a) Vago, cobra-quincena, cabalga-horarios
    b) Corrupto, comisionero
    c) Gilipollas, si el funcionario de marras proviene de una familia acomodada y tiene una carrera profesional que le permitiría ganarse la vida sin tener que codearse con la chusma
    d) Oportunista: Misma procedencia del Gilipollas, pero con intenciones de aprovechamiento ilícito en la cosa pública, que por ser pública todo el mundo mete mano

    Qué cosas, no?

    Un abrazo,
    Palas

  4. Creo que ciertas connotaciones también aplican, porque no te creas, hay gente pa to. Pero tal vez la principal diferencia está en una muy menor incidencia del pensamiento corrupto y comisionero, que nos acaba en Latinoamérica.

    Un funcionario público aquí, es muy probable que también te trate mal, y tenga horarios privilegiados… y se desinterese del muchas otras cosas realcionadas con los ‘principios’ del servicio, pero de forma general, ha llegado allí después de un muy competitivo proceso de oposiciones, hasta para ser cartero, o auxiliar administrativo. Hay gente que se presenta hasta 3 y 4 años para lograr una plaza por concurso y otros que se dedican exclusivamente a preparse para ello.

    Las ventajas. Ganas probablemente menos que en el mercado, pero tienes un trabajo que los bancos aprencian para hipotecarte por 30 años para pagarte un techo o un coche y así y así.

    Tengo sueño palas.
    Un besote, luego te sigo contando.

Los comentarios están cerrados.