El hombre más rico del mundo

No. Tranquilos. No voy a hablar de algún libro del famoso Og Mandino, sino de una curiosidad de onda retro económica.

Resulta que el prójimo de la foto de al lado, Ingvar Kamprad, es ahora el hombre más rico del mundo, por encima del omnipresente Bill Gates. Ya se enterarán con suficiente detalle en la prensa, así que no voy a aburrirles con lo obvio. Lo que realmente me resulta curioso de la noticia, es que en pleno siglo XXI, este hombre no se ha hecho rico como vendedor de intangibles (software por ejemplo); esos que no toman en cuenta las economías de escala y se burlan de Taylor y las cadenas de montaje. Tampoco vendiendo coches, ni armamento, ni aviones. Este sueco frugal de setenta y siete años, ha amontonado su fortuna ¡fabricando y vendiendo muebles de madera! Es el dueño y fundador de IKEA (Ingvar Kamprad Elmtaryd Agunnaryd), una cadena de más de ciento ochenta tiendas en más de treintas países.

Eso sí, no es la típica tienda en la cual existe un dependiente de corbata que te atiende con una sonrisa. De hecho no hay dependientes. Es en realidad una gran superficie de exhibición, en la cual ves todos los productos, perfectamente expuestos y una pequeña nota al lado, en la cual te indica en cuál pasillo se encuentra, porque luego tienes que pasar por el depósito, montarlo en tu carrito, llevarlo hasta la caja y pagarlo. Trasladarlo hasta tú vehículo y una vez que lo tengas en casa, armarlo tu mismo. No importa si es una silla, una mesa, una cama, o un complejo armario. Vamos, que el señor se hace el sueco en todo el proceso. (perdón por el machacón lugar común, es que estoy un poco holgazán). Para un detalle adicional sobre la forma de nombrar sus productos, que no traducen y mantienen en inteligible sueco, pueden pasar por donde mi amigo cyberf.

En todo caso y afortunadamente, cierto equilibrio sigue manteniéndose. Ese según el cual el hombre más rico del mundo no es el más poderoso.

Finalmente, se me ocurre pensar, que de seguir así las cosas, no tardará en aparecer una Ingeniería en Carpintería y un próspero sector de servios de outsourcing en armamento. [de muebles, claro esta. 😉 ]

11 pensamientos en “El hombre más rico del mundo

  1. eso de la gente adicta a ikea, siempre me ha parecido de lo peor…
    y no, no es que yo me las esté dando de chuck palahniuk…

  2. En efecto Susan, es una adicción bastante rara. Como la del masoquismo. Por ejemplo, yo creo que realizan ingeniería ambiental, para influir sobre el criterio de compra de los clientes.

    Por ejemplo: Hace mucho más calor que en el exterior, la humedad relativa es muy baja y se te seca la garganta a nivel de desesperación. Está hecho para obligarte a pasar por TODA la exposición. Y hasta creo que incorporan actores disfrasados de familias enteras para que discutan y grite y los niños digan que están cansados y así. Yo me he visto obligado a ir varias veces y para entretenerme me pongo a observar a la gente. ES casi imposible ver a alguien que no salga harto.

    Ah! y la comida es sueca, por más que estés en España.

  3. Bueno pero si Ikea saca la linea comercial Chuck Palanhiuk, habrirìa lo que se llama un nuevo segmento de compradores.

  4. K., con lo sorpresivo que es Mr. Palahniuk, quién sabe, ya pasó para el catálogo de Abercrombie & Fitch, cualquier cosa puede pasar…

    Ocatrapse., Sue, Susset, Susa, Sus, pero nunca Susan…

    : )

    Pues sí, hay un proyecto por allí que se llama apartment the earth, y mientras algunos de nosotros tenemos mesas y estantes hechos por carpinteros de pueblo o por nuestros mismos padres, esposos, hombres de la casa… la mayoría tiene muebles del catálogo de IKEA… nunca he sido fan de nada, quizás por eso me cuesta tanto comprender esas actitudes…

  5. ¿Y no te gusta la foto que puso Oca en el post anterior?
    Es acaso Leonid?…. es que hace tiempo que no sale en los diarios y en las revistas el pobre.

  6. Aclaratoria: Que es Atahualpa Yupanqui el de la foto. Que por cierto, siempre usaba su flux, muy limpiecito y su corbata.

    Besos.

  7. yo soy medio (bastante) malinche cuando de hombres se trata… los míos siempre han sido en el estilo de chuck p… incluso una vez escribí un poema que decía algo así como ‘te quiero transparente, blanco limpio insuperable’

    : P

    Atahualpa Yupanqui ídolo de los andes… ¡mola! si no me dices, no le reconozco…

  8. Parece que me perdí de algo que aún no entiendo.
    A ver, en Ikea les importa un pepino tener un ambiente de exhibición inhóspito para los clientes? O es que la tienda ha sido sádicamente diseñada con ese propósito si mal no entiendo.
    En cualquier caso, el fenómeno interesante en IKEA es la ruptura del paradigma comúnmente aceptado en el mundo de los negocios “de cara al cliente” según el cual el cliente es primero y debes anticiparte a sus deseos y necesidades ( lo cual va mucho más allá de la mera satisfacciòn en términos de calidad)
    Así que dicho ésto me pregunto cuál es el encanto de tal establecimiento? ¿Es la relación precio-calidad tan extraordinaria como para pasar tanto trabajo? (digo, comprando y luego armando a partir de unas instrucciones posiblemente en sueco mal traducido al español)

    De cualquier forma, me encanta que en este mundo tan adicto a lo “virtual”, alguien haya descubierto que la producción de tangibles sigue siendo buen negocio, a pesar de lo que algunos pseudo intelectuales cibernéticos gustan afirmar.

    Virtualmente práctica,
    Palas

  9. Hello Palas.
    Bueno, el punto de todo la nota, la intención real, resaltada, era esa. Que el tio se ha hecho rico vendiendo tangibles. Eso es lo que me ha llamado la atención, más que lo anecdótico.

    Con respecto a IKEA y su exhibición, pues es buena y cuidada, ordenada por partes de la casa y todo eso. Lo que resulta agobiante es la climatización (seca) y el hecho de tener que recorrer todo la exposición, aunque lo que hayas comprado estaba al principio de la misma.

    El concepto es de un Selfservice del mueble. Y que te lo llevas de inmediato. ¿Por qué es especial este punto? porque el resto de las casas trabajan bajo pedido y pueden tardar hasta un mes en llevarte un sofá o una cama.

    Relación calidad-tiempo de entrega-precio, es lo que marca la diferencia. Y se nota que es intencionado. Por ejemplo, TODOS los artículos están diseñados para entrar en una dimensiones máximas para que puedan ser transportados en coches particulares. (salvo lógicas excepciones, sofá, cama, etc, para lo cual tienen un servicio de entrega, que se paga por separado. Pero el resto lo cargas tu mismo, Por ejemplo, mi mesa con sus sillas, que es algo relativalente grande, la vi en la exposición, la busqué en el depósito, la subí con mucho esfuerzo en el carrito, para llevarla a la caja y luego la armé en casa…

    Ah! los artículos son “de diseño”, hay pa’todos los gustos.

    Mas información aquí.
    http://www.ikea.es/ms/es_ES/customer_service/faq/faq.html

  10. Qué nice! me metí en el site y de verdad que al parecer vale la pena.
    Lástima que por estos lados no ha llegado a instalarse el señor Kamprad, porque a mí eso de armar cosas me gusta mucho. De hecho, las pocas cosas que compré cuando viví en USA, fueron armables.

    Besos
    Palas

Los comentarios están cerrados.