El reloj de la gallinita

Un ingeniero del primer mundo, podría lograr un sueldo anual de unos 80.000 dólares. Uno equivalente, en el tercer mundo y que hable inglés podría costar, tan solo, unos 10.000 dólares.

  • Estos baratos profesionales “tercermundista” suelen estar localizados principalmente en la India, China y Brasil. Pero podría arriesgarme a decir que, prácticamente, se pueden encontrar en cualquier país en vías (perpetuas) de desarrollo. Vamos, cuyas condiciones no sean paupérrimas y su estabilidad política sea… aceptable.
  • Muchas grandes compañías tecnológicas están mudando sus fábricas de software a países del tercer mundo, como quien muda una fábrica de pantalones. Pero también mudan servicios contables, centros de soporte técnico, y casi cualquier cosa susceptible de aprovechar esos bajos costes de mano de obra.
  • Casi nunca se necesita importar la mano de obra calificada. Se explota directamente en sus países de origen, gracias a las facilidades de la comunicación global y a la intangibilidad de sus servicios.

  • Cara: En los países en desarrollo estos profesionales no tienen oportunidades de empleo, y definitivamente es positivo para sus economías y calidad de vida. En mi humilde opinión, es una ganga: Las empresas contratantes, no han invertido ni un centavo de sus impuestos en la formación, la salud, la alimentación o la limpieza de chakras de estos profesionales.

    Sello: El estado de bienestar en los países del primer mundo, necesita de profesionales oriundos que consuman y coticen. Formarlos le cuesta a dichos países mucho dinero y darles empleo con esos niveles de remuneración tan “altos” es cada día más difícil. De hecho ya se cotizan a la baja. Si un extranjero demanda empleo, primero se verifica que no haya un nacional desempleado que lo pueda satisfacer. Eso está regulado. Pero casi nada se puede hacer, si las empresas ubican sus centros de producción fuera del país. Así es la Globalización.

    Cuando era pequeño, en casa había un redondo reloj despertador. Era de cuerda, agujas y una gallinita-segundero que picoteaba maíz con cada segundo. En la base ponía “Made in China”. Eso representa lo que sabían hacer los Chinos: relojes de gallinita y juguetes de lata, hoy producen de todo y ya han puesto un hombre en el espacio. Los Indios eran conocidos por el olor de sus inciensos y las danzas que veíamos en los documentales, hoy se hacen sus propias supercomputadoras. Los brasileños bailan samba por febrero, pero también hacen avionesy construyen satélites.

    Todos estos profesionales baratos son una tentación con vocación de amenaza para el primer mundo. Vaya reto social…

    Nota del Cartero: Esta nota está inspirada en un comentario político que David Saeton hizo hace poco en la columna Revista de Prensa del diario El Mundo, que no puedo referir porque es contenido de pago.

    2 pensamientos en “El reloj de la gallinita

    1. Negocio es negocio… me pregunto con mucho pesar, en qué seremos rentables algunos países del Co_o Sur, ya que en vez de venir a instalarse, ahora se “desinstalan”.

    2. Hola Palas.

      Hay una oración en la nota que reclama estabilidad política aceptable. Hay algunos países en el co_o sur, que han pasado por la penosa y dificil situación de tener varios presidentes en cuestion de dias, golpes, inestabilidad social, etc. En una época, la estabilidad política la daban los dictadores, pero ahora ni eso. Por eso se van los que estaban y los que vienen lo hacen porque el estado ofrece protección, que no estabilidad.

      En China, por ejemplo, los negocios se hace en sociedad con el estado, cuyo régimen mantiene esa estabilidad política. (No entraré a cosiderar las implicaciones (costos) sociales de la misma.) Y además, el mismo pais es un gran y potencial consumidor.

      Para mi un caso digno de estudio es Costa Rica que sin hacer ruido, poco a poco se está convirtiendo en un actractivo para empresas de alta tecnología. Por ejemplo, desde 1998, el mayor fabricante de microprocesadores del mundo, Intel, tiene una planta de manufactura de microprocesadores en ese país, además de la sede del Grupo de Servicios de Ingeniería de América Latina. Parte del convenio de instalación establece la ejecución de proyectos de caracter social, dejo un link con noticias recientes al respecto: http://www.intel.com/costarica/prensa/index.htm

      eso es ser listos.

    Los comentarios están cerrados.