Y De Gaulle tenía razón

degaulleSe va a decir mucho por estos días, ya sabemos que la red adolece de originalidad, pero también quería escribirlo1: Que cosa tan rara el tener que darle la razón a los muertos. 

El General De Gaulle vetó en dos oportunidades la entrada del Reino Unido a la Unión Europea. Fue en un tiempo en el que este ejercicio de supranacionalidad aún se escribía con minúsculas y de hecho, ni se llamaba así. Las razones de su oposición eran complejas y muy criticadas. Algunas veces era visto como un malagradecido, dado el papel que el Reino Unido había desempeñado en apoyo a Francia durante la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, me da a mi que los hipanohablantes -perdidos como de costumbre en la traducción- no interpretaron correctamente lo que De Gaulle quería decir cuando en su muy citada rueda de prensa afirmaba, a propósito de sus razones:

“England in effect is insular, she is maritime, she is linked through her exchanges […] She has in all her doings very marked and very original habits and traditions.”

Pienso que nos perdemos en la traducción porque en Español, el adjetivo insular es de perogrullo, según el DRAE:

insular
Del lat. insulāris.
1. adj. Natural de una isla. U. t. c. s.
2. adj. Perteneciente o relativo a una isla o a los insulares.

Pero en Inglés es otra cosa, más compleja, directa y políticamente significativa. Es probable que no fuera una improvisación y que el General la seleccionase en su declaración sabiendo lo que decía. Según el Oxford Dictionary:

insular
Del lat. insulāris.
1.- Ignorant of or uninterested in cultures, ideas, or peoples outside one’s own experience
2.- Lacking contact with other people

Lo que si me queda absolutamente claro es que, pase lo que pase, los divorcios no son sesiones de cordialidad y raciocinio, sino el campo de batalla de las más desconocidas emociones, principalmente, si fue un matrimonio obligado donde uno quiso más que el otro. Como siempre, estas cosas la pagarán los hijos, una nueva generación a la que no se le explicó que papá y mamá se unieron, en el fondo, para evitar otra guerra.

♦♦♦

Al margen: Resulta curioso que un fanático de los referendos como fue De Gaulle jamás se hubiese atrevido a utilizar uno para algo de tanta trascendencia como lo ha hecho Cameron. Es carecer de sentido de estado el haberlo usado para resolver un problema interno, no de su país, sino de su partido.

De momento, algunos que mataron el tigre empiezan a tenerle miedo al cuero y afirman que no es para tanto, que no hace falta invocar el artículo 50 del tratado.


Nota del Cartero:
Tal día como hoy Reino Unido decidió en Referendo popular salir de la Unión Europea.

1.- Existe la posibilidad (o el riesgo) de que mis hijas, cuando sean adultas, les de por leer estas cosas que escribe su padre y hoy era importante.