Papel Permanente

Del lomo le salían unas cuantas canas resecas, y las tapas mostraban un desgaste resistido con estoicismo. Las tripas padecían las ondulaciones propias de un cuaderno de escolar, pasado y repasado mil veces, aunque aquí con rastros de café y nicotina. Me sorprendió verlo con vida, nunca imaginé que recurrirían a los originales escritos a mano para obtener copias mecanografiadas de las partidas de nacimiento. ¡Que papel tan bueno!, pensé. Llevaba montones de años sometido a las inclemencias de la dejadez administrativa, y aún lucía enterote. Que tinta tan pertinaz, aún se leen perfectamente los nombres de mis padres y del finado prefecto que dio fe de mi nacimiento.

A pesar de la colaboración típica y necesaria que tuve que donar para obtener mi copia el mismo día, me vi obligado a esperar cerca de tres horas en el sopor de los treinta y cinco grados a la sombra de un pueblo en pleno caribe, lo que me dio para concluir que el papel es el mejor medio de almacenamiento, al menos para las cosas que importan. Vi ancianos solicitar copias de partidas de nacimiento de sus bisabuelos, y esos libros de actas rozaban lo inmortal. Sobre todo si consideramos que el CD que compré hace unos días, para respaldar mis documentos, decía: “…con una capa especial que le provee una durabilidad extra, garantizándole el perfecto estado de sus datos por hasta ocho años.”

Curioseado, me he puesto a averiguar y me he enterado que en efecto, existe incluso una norma ISO, la 9706, que define las características del denominado Papel Permanente y que es utilizado en los países del primer mundo para almacenar documentos e incluso exigido en las administraciones públicas.

La idea detrás del papel permanente es la durabilidad, que se define en la estabilidad química de los componentes utilizados para su fabricación, de manera que no se deteriore o degrade tan rápidamente con el tiempo. Algunas combinaciones para este tipo de papel han logrado durabilidad estimada de quinientos años, en condiciones mínimas de conservación. Así, cuando veo en algún museo, manuscritos originales encerrados en cristal, que tienen más de ochocientos años, plasmados en papel sin normas ISO ni ná, (como mi partida de nacimiento) pues es sensato confiar en estas estimaciones.

Aunque las especificaciones de los Discos Compactos fijan la durabilidad entre dos y ochos años, indican también un máximo de doscientos diez y siete años en condiciones especiales de humedad y temperatura, que obviamente, no son las más frecuentes en el hogar promedio.

Si me permiten un arranque retro, le sugiero a los que aspiren a perpetuar su paso por la tierra más allá de sus genes, que escriban de vez en cuando una carta de amor, odio, agradecimiento o perdón en papel, porque además es tangible, y así la cosa se siente. El email, probablemente terminará respaldado en un medio óptico apilado entre chistes malos y montañas de spam.

Aunque viéndolo bien, lo que nos haría falta es un papel meteorológico, porque el problema real, es que las palabras, escritas o no, se las lleva el viento.

10 pensamientos en “Papel Permanente

  1. Sí, estoy de acuerdo contigo… modernidad no necesariamente implica durabilidad, y lo escrito en un trozo de papel, puede ser leido por cualquiera en cualquier momento, en cambio, los medios electrónicos son muy celosos y poco dados a compartir información. Por ejemplo: Todo lo que se haya grabado en su momento en los ya extintos discos de 5.5 …. más perdidos que los restos del Arca de Noe!

    Un abrazo

    Palas A

  2. caramba, felicidades por el blog semanal.
    Que bueno tu post, en verdad, una narracion que conduce, describe, recrea lo que quieres decir, muy agradable. Tu ultimo comentario me deja pensando, esa idea de q todo lo q digamos sean simplen palabras sin mayor trascendencia me duele un poco. pero si, en casos estas son llevadas por el viento, a menos que se recuerden, se conserven y sean un poco vigentes o ciertas, a veces es complicado hallar de estas.

    saludos..

  3. El papel testigo de historias colectivas y personales.
    Enhorabuena por la distinción semanal
    ¡Que la verborrea escrita siga siendo fructífera!

  4. Muchas Gracias a todos, amigos felicitadores

    ¡Ay Dios Ximena! busqué lo de verborrea, porque no se al fin si era bueno o malo, ya que de poco usarla, no me acordaba del significado, a ver:

    verborrea:
    1. f. coloq. Verbosidad excesiva.

    verbosidad:
    1. f. Abundancia de palabras en la elocución.

    elocución:
    1. f. Manera de hablar para expresar los conceptos.
    2. f. Modo de elegir y distribuir los pensamientos y las palabras en el discurso.

    Pues quedé en las mismas. Por dónde iban los tiros Ximena 🙂

    Un abrazo
    Ocaptrase.

  5. Muy muy buen post… te felicito… por ser el Blog de la semana también…..

    y la verdad es que con respecto a lo del “Papel” en la Administración Pública… por eso dicen que Dios sabe lo que hace, ya que si hubieran digitalizado todo, (como he sugerido a gritos cuando visito una dependencia gubernamental de cualquier tipo y me asombro de la cantidad de papeles…) quién sabe que pesadilla viviríamos hoy día…..

    aunque creo que esa pesadilla es sustituida por otra….

Los comentarios están cerrados.