Where are you from, mijita?

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Escribir por ejemplo… Mi harina PAN adorada / Mi harina PAN tan oriunda / Ya no te gusta el joropo / Ahora me bailas cumbia.

Cuando la vi en el anaquel, eché en falta su guiño cómplice de los viernes por la tarde. Me acerqué para cogerle y se giró un poco, como para mostrarme su vestido nuevo. Un empaque igual de amarillo, de exportación, pero más fashion y políglota que antes; anunciando en español, portugués, inglés, holandés, italiano, alemán y francés, sus intimidades. Si bien la pañoleta y los zarcillotes estaban en su lugar, había algo nuevo que me dejó horripilado. El producto que hasta ahora había visto como un pedacito de mi país, legítimamente autóctono, tan de la tierra como el petróleo, decía ser ahora, Product of Colombia.

Por más que he hablado de ella aquí, no es lo mismo cuando la crueldad de la deslocalización te toca de cerca. Les he contado cómo en el primer mundo, la producción de ciertos productos se ha ido poco a poco deslocalizando en busca de mano de obra más barata. Se trata generalmente de trasnacionales y productos de alcance mundial: Televisores, carros o ropa, que puden venderse alrededor del mundo, con etiquetando adecuado y tirando inteligentemente de la publicidad. Pero rara vez los productos-símbolo de un país se deslocalizan. Uno de esos raros ejemplos son los jeans Levi’s Straus, de los que ya no queda ni una sola fábrica en los Estados Unidos. Pero en general, hay un conjunto de productos-símbolo que perderían su esencia si se produce fuera del país. Es como si el champán francés se hiciera en Italia, o el jamón ibérico se curara en Grecia.

He soportado y hasta comprendido que hace dos años el ron Cacique, que coloca el noventa por ciento de su exportación en España, haya extirpado quirúrgicamente de su imagen aquella frase emblema Puro Ron de Venezuela y en su lugar haya puesto el ambiguo Espiritu del Amazonas. La situación actual del país probablemente le restaba prestancia al producto. Aunque bueno, aun dejan en la etiqueta eso de Hecho en Venezuela. Pero lo de producir la Harina PAN fuera -aunque sea para exportación- me resulta, cuando menos, triste. No por el hecho en si, que al fin y al cabo forma parte de una estrategia económica. Sino por razones de índole más filosófica y de tintes marcadamente metafísicos: Es decir, porque da vaina.

9 pensamientos en “Where are you from, mijita?

  1. Sip! Esas cosas pasan cuando los países no tienen reglas de juego aceptables para el sector productivo.
    Polar ha sido muy castigada por el des-gobierno del hijo de Castro, es decir, Chávez.
    No digo que esa sea la razón en este caso particular, pero tanto esta empresa, como muchas otras han trasladado sus plantas a países como Colombia, donde los pleitos con la guerrilla y el narco-tráfico ( que vienen a ser lo mismo) afectan al gobierno, pero no a las empresas que operan allí.
    Orasssss, venga y le cuento! cómase su arepita colombiana puessss.

    (De ñapa, ve a ver si te consigues queso e’ mano “manofacturado” en México)

    Chistosita, para variar.
    Un abrazo,

    Palas A.

  2. Las reglas de juego aceptables para el sector productivo, suelen ser casi siempre inaceptables. Siempre son vistas más como controles que como reglas, en cualquier parte del mundo.

    Lo que a me resulta curioso, es que la deslocalización suele responder más a una cuestión de costes y de dificultad para competir. Pero cuando se trata de un cuasi monopolio, con colocación asegurada del 100% de su producción, y además: con mano de obra barata y materia prima nacional, sobre la cual ha invertido en investigación; muy seguramente priman otros criterios.

    Pero por encima de todo, lo que más me molesta, es que la harina de Cundinamarca, con todo respeto, tiene unos puntitos negros antiestéticos que no tiene la venezolana, aunado a que la textura al amasar es un poco arenosa. Es decir, no se logra la misma arepa con denominación de origen. Pero bueno, qué le vamos a hacer…

    Besos
    Oca.

  3. Atención al cliente: Qué tal si le mandas un correo a la UEN de Alimentos de Polar? Bien valdría la pena decirles que la imagen del producto de exportación es más bien pobre, a decir de los usuarios vernáculos… No sé, digo yo, aunque si igual la venden, puntos negros o no, no creo que le paren mucho.

    On the other hand, no sé qué tanto pese la presencia creciente de la competencia. En el caso de las harinas precocidas, un fuerte competidor de Polar es el Grupo Gruma (México) que fabrica la harina Juana ( sin puntos negros). Ahí te dejo eso, para que hagas tu inteligencia de mercado, si la curiosidad es mucha y el ocio idem.

    Un farinoso abrazo,
    Palas A.

  4. No lo puedo creer!!!!
    Y no me extraña que en este negocio esten mis compatriotas metidos, pero me llega la duda la calidad sera la misma.
    La harina de maiz que se produce en mi tierra no es optima, nada cuando vaya a los bogota´s la comprare a ver que tal.

  5. Hola Ximena.

    Yo he comparado ya, pero me dicen que son vainas mías y que es lo mismo. Pero, movido por el impacto he realizado dos arepas, una con cada masa, y pues, no, no es lo mismo. Pero que más, aún así necesito que la comunidad científica internacional corrobore mi hipótesis.

    Así es la ciencia. A esperar.

  6. Pues..ya pasando el “guayabo” de la información de la Harina Pan, aún no puedo soportar lo de ” Puro Ron de Venezuela” a “El Espiritu del Amazonas”, pero lo mas indignante es que en algunas publicidades, salen grupos , que no son venezolanos, promocionando nuestro ron. No tengo nada contra otras nacionalidades, perooooo, lo nuestro es lo nuestro¡¡¡¡ O no?. Un día de estos veo a un esquimal, con abrigo de piel, en una canoa, con la estampa, “El Espiritu del Amazonas”¡¡¡ allí caere como condorito. Y pediré una “fria”, con tal y no me salga un oso koala, todooo está bien.

  7. Resulta una sandez ponerle “espíritu del Amazonas” al ron Cacique , yá que el Amazonas no tiene ni ha tenido nunca que ver con la producción de ron. Po lo que he averiguado, nunca existió siquiera un trapichito para hacer aguardiente en esa zona. Hubo fabricas de ron hasta en Mérida, Zulia, Yaracuy, Nueva Esparta y logicamente, Sucre, Caracas y Aragua. Error de mercadeo , pienso yo.

Los comentarios están cerrados.