Onomatopeya de las cosquillas

Algunas palabras son plurales por definición; y cosquillas es una de ellas. En cierta ocasión he pensado que el principio del fin de la infancia, comienza cuando una buena sesión de cosquillas en familia ya no resulta agradable. Pero este último es un comentario al margen, que se ha escrito solo, porque esta nota no va de un tratado sobre las cosquillas, sino sobre un aspecto de éstas que me resulta muy curioso: No se dan en silencio. Sino acompañadas de una onomatopeya muy diversa y particular.

Desde madres haciendo cosquillas a sus hijos, hasta parejas de amantes en una guerra retozona de cosquillas cómplices, un domingo por la mañana; todos emplean un sonido especial y hasta personalísimo, para aplicarlas. Incluso, existen personas en extremo sensibles, a las que el solo sonido con el que le suelen aplicar las cosquillas, les es suficiente para experimentarlas.

Reproducir estas onomatopeyas suele costar el adentrarse en el ridículo. Pero yo estoy muy curtido en el asunto y allá voy. Existen algunas variaciones compuestas por sonidos de cascabel, y sobrecargados del dígrafo “Ch”; como cuchu-cuchu, chiqui-chiqui y chucu-chucu. También están los dominados por la letra “t” más un original fonema “consonántico oclusivo, velar y sordo.” Ejemplo de éstos pueden ser tiqui-tiqui, tuco-tuco, y así por el estilo. ¡Ah! y casi siempre pronunciados en grupos de cuatro y en entonación aguda. Cosa muy importante ésta: Al parecer los tonos graves son incompatibles con las cosquillas. Accesoriamente, se suelen incorporar preguntas incontestables, cuyas respuestas no salen por la risa.

Hay cosquillas más adultas, que bueno, no sé, a mí parecen ser una prolongación torpe de las infantiles, que nos permiten explorar las vulnerabilidades del otro y que sólo después de algún tiempo, adoptan una intención lúdica. En ese caso, las onomatopeyas tienden a desaparecer y pasan a formarse frases obstruidas, también en tono agudo, en las que cada envestida cosquillera suele terminar con un signo de interrogación.

Para mí estos sonidos terminan por ser uno de las pocas ocasiones en las cuales utilizamos para expresarnos, nuestras cuerdas vocales complementariamente con el tacto. Y es una lástima. Porque de hecho, en la rutina de la vida cotidiana, las otras candidatas, como las peleas, las caricias y el sexo, suelen ser particularmente silenciosas.

0 pensamientos en “Onomatopeya de las cosquillas

  1. No puedo comentar adecuadamente porque la risa me ahoga los dedos

    Y sí, es curioso que frente a las cosquillas tenemos un reflejo Skineriano, Conozco gente a quien que basta con mover frente a sus ojos las manos, simulando dos arañas avanzando con la inequívoca intención de hacer cosquillas, para que estallen en carcajadas a la vez que la adrenalina les impulsa al escape a toda la velocidad que la risa les permite.

    *****************************************

    Hay algo que me causa extrañeza en tus reflexiones finales, Oca:
    ¿Cómo es ese asunto de las peleas silenciosas? No conozco tal cosa, así que me habeís dejado anonadada e irrecursiva. Explain to me, please!

    Y ¿sexo silencioso? Sólo que sea una pareja de mudos. No sé. Todo lo que se me ocurre sobre estas actividades en silencio, me da mucha risa.

    En fin, gracias por un inicio de semana harto hilarante…. Voy a retocarme el maquillaje, que se me ha corrido de tanto reirme

    Palas

  2. Querida Palas.

    Que curioso, no tenían la inteción que provocar cosquillas con la nota. Pero bueno, se ha reído y eso es bueno. Ahora tengo que ver cómo lo hice 😉

    Peleas: En las cuales se usa el tacto. A puñetazos pues. En esos casos, “en el combate cuerpo a cuerpo” se suele contener cualquier sonido para no gastar energía. Lo que suele escucharse es un pujar, como el de los tenistas. Los vez en las peleas callejeras del colegio, en las de los bares y en casi cualquier ocasión en las que el humano llega a las manos. Sólo comienzan a hablar cuando tiene a la víctima en el suelo. Pero en general no sueltan un “tacan”, “pun” o “suas”, como en el batman de los sesenta.

    Sexo: Bueno. Aquí lo de silencioso lo uso como sustituto de levemente susurante. Como un “que no se vayan a despertar los niños que cuesta mucho dormirlos”, “que no nos escuche mamá que da pena”, “que los vecinos se dan cuenta”… y así… lo que los estereotipos venden como expresión sexual en las películas, el estress occidental silencia con un aura de obligada discreción, que se representa en el silencio. (estoy intentando recordar la fuente de este estudio, pero es un poco tarde y estoy cansado, pero lo he tropicalizado con ejemplo y se entiende creo)

    A eso me refería en ambos casos.

    Besos

    PD: Luego me pondré a releer la nota para ver como es eso de escribir cosquillas.

  3. Me parece muy interesante la reflexión acerca de los sonidos con los que se acompañan las cosquillas. De hecho, filológicamente parece ser que el origen de esta voz es precísamente onomatopéyico.

    Lo que no me quedó claro es eso de: “Accesoriamente, se suelen incorporar preguntas incontestables, cuyas respuestas no salen por la risa. ” ¿Qué ejemplos ofreces de estas preguntas, y qué función tendrían?

  4. Hola Capitán:

    A ver, unos ejemplo de la infancia media podría ser:

    ¿de quien es esa barriguita? (usando un tono agudo, diciéndolo muy rápido y cuidando el uso constante del diminutivo)

    ¿Quién es lo más bonito de la casa?

    Etc.

    La Función… pues… no tengo idea.

    Un saludo y gracias por tu comentario.

    Ocatrapse.

  5. Yo creo que las cosquillas sin frases juguetonas no son tan cosquillosas (valga la redundancia, jajaja) como aquellas que se hacen diciendo frases como “”Cuchi cuchi cuuchiiii piecitos” o “¿tendrán cosquillitas estos piecitos”, o incluso ya frases no tan cómica sino con un tono amenazante juguetón “creo que nuuuunca voy a dejar de hacerte cosquillas”.

    Supongo que este contacto verbal hace de las cosquillas una experiencia placentera tanto para quien las hace como para quien las recibe, sobre todo si hay cierta moderación en caso de que quien es cosquilleado no tenga tanta tolerancia a las cosquillas. Sin embargo, es notable que las cosquillas provoquen una postura amor-odio, clara en los niños. Por ejemplo, los pequeños pueden retar a un tío o familiar mayor que ellos con un “a que no me haces cosquillas” y queriendo huir francamente del ataque, pero sabiendo que al final serán blanco de unos dedos traviesos que les harán carcajearse.

    Ojalá puedas seguir con esta reflexión, Oca.

  6. Recuerdo que mientras praparaba la nota, me llamó la atención eso de la relación amor-odio, que prefiero llamar confortable-incómoda. Y cómo las distintas lenguas se definen de forma distinta. Por ejemplo, en español y en inglés la asumen directamente como incómoda y desagradable:

    DRAE:
    1. f. pl. Sensación que se experimenta en algunas partes del cuerpo cuando son ligeramente tocadas, y consiste en cierta conmoción desagradable que suele provocar involuntariamente la risa.

    CAMBRIDGE:
    to touch someone lightly with your fingers, making them slightly uncomfortable and often making them laugh:

    Aunque son los franceses los únicos que colocan la dualidad de la sensación:

    Produire, par des attouchements légers, une sensation à la fois agréable et pénible qui provoque le rire. Produire une sensation agréable. Flatter.
    Algo así como:
    …at the same time pleasant and painful feeling which causes the laughter.

    (aunque no hablo francés, sino que confío en los traductores online)

    Bueno… otra cosa es lo de la forma de hacerlo. Todas coinciden en que el toque tiene que ser en forma sueve, lijera, y pues eso no siempre es así.

    Saludos
    Ocatrapse.

  7. Qué interesante que hablen sobre el divertido tema de las cosquillas. Creo que si las personas se hicieran más cosquillas, la vida sería más alegre, ji ji.

    Quisiera preguntar ¿de dónde sacaron los caricaturistas la frase “cuchi cuchi cuchi” para hacer cosquillas? Al menos en México así aparece en los programas de televisión.

    También tienen otro cliché que es el de hacer cosquillas en la planta de los pies con plumas. Esto, aunque deliciosamente cosquilleante, es en realidad poco común (¡por desgracia, pero nosotros podemos cambiarlo!). ¿De dónde lo habrán sacado?

    Sara.

  8. Hola Sarita, bienvenida.

    Yo imagino que la habrán sacado de la vida misma. En estos casos la onomatopeya rara vez se inventa, salvo los casos tan célebres como los de Batman de los sesenta, con los boom y pluf.

    Pero es curioso, porque no me vienen a la mente muchas ocasiones en las cuales se pongan cosquillas en caricaturas. Me parece que merece otra investigación.

    Ahora, lo de las plantas de los pies… ni idea. Pero es una de esas que al menos a mi, resulta desagradable.

    Un saludo y espero verte por aquí.

    Oca.

  9. Hola Oca: me encontre con tu pagina diria por casualidad, ya que estaba buscando definiciones y explicaciones sobre las cosquillas.
    Es verdad que cuando los mayores les hacen cosquillas a los chicos, utilizan una voz aguda, diciendo frases que uno no sabe de donde les sale. Pero las cosquillas tambien se usan mucho en las parejas, creo yo, como una forma de “castigar” suavemente por alguna causa o motivo que le haya disgustado a uno de los amantes, o mas bien para interrogar por algo que no tienen intencion de contar. En ese caso generalmente no se utilizan esas onomatopeyas agudas que Ud. menciona en la nota, sino que se refieren mas a reclamar en tono tortuoso, hasta llegar al objetivo.
    Lo paradojico de las cosquillas, es que es una sensacion desagradable a lo que produce una desesperacion, pero que a su vez provoca la risa involuntaria, y la risa es sinonimo de alegria, de que estamos gozando de algo.
    Y para terminar, antiguamente se utilizaban las cosquillas como metodo de tortura, en donde se pensaba no lastimar ni dejarles marcas de violencia a las victimas. Espero su comentario. Adrian

  10. Hola Sr. Cosquillas.

    Ciertamente no me lo había planteado como método de interrogatorio de pareja, pero ciertamente es una aproximación. Propicia un ambiente distentido en el cual se pueden decir mucho más de lo que se cree, sobretodo porque se puede recurrir a una cosquilla puntual, cuando se dice o se pregunta algo comprometido, como quien no quiere la cosa.

    Con respecto a la risa como sinónimo de alegría, es también curioso. Porque a la alegría se le suelen dar sólo connotaciones positivas. Hay gente que se alegra por ejemplo por el sufrimiento ajeno y que hasta se ríe.

    Las cosquillas como método de tortura: Realmente lo estuve averiguando, y no encontré referencias reales. Me parece más bien un invento de las películas o los escritores. Y creo que principalmente porque sentir las cosquillas requiere una predisposición.

    ¿Has intentado sentir cosquillas cuando te sientes triste? Si las sientes, la intensidad es mínima.

    Un Saludo.
    Ocatrapse.

  11. Es interesante este tema. Sarita decía lo de las cosquillas en los pies y yo estoy de acuerdo cobn ella. También coincido en que si las personas se hicieran más cosquillas la vida sería mejor, sobre todo cuando se trata de parejas.
    En cuanto a este tema, una forma de usarlas, además de un juego de preámbulo sexual muy sabroso pues es excitante, las cosquillas se pueden usar como masaje de relajación. Se necesita que la persona que esté tensa o estresada esté dispuesta a recibirlas, es decir, que confía en que quien se las hará no le hara daño. Cuando esto se da (la confianza y la disposición) la persona cosquilleada tendrá una gran relajación al final de la sesión.

  12. Hola Mario.

    Fíjate tu. Pongamos las cosquillas en los pies como ejemplo. (y así complemento otras respuestas que no he comentado) Conozco un tipo de masaje, muy serio, que denominan masaje metamórfico y otro también más popular, e igual de serio, mentado reflexología. Ambos relacionados con la corriente de la medicina alternativa.

    La cosa está, en que hay gente que les funciona de maravilla y obtienen, sobre todo con el metamórfico, una relajación de antología. Y pues, sea para cosquilla o sea para masajes, el que te toquen los pies requiere de la misma confiánza y fuerza de voluntada que se necesita para enfrentarse al podólogo, que curiosamiente, se le entrega confianza (aunque no mucha disposición) a sabiendas que experimentarás un dolor a fin de calmar otro.

    Pero existen otros humanos, a quienes les es imposible, por distintas razones, exponer sus pies. Es un ejercicio de vulnerabilidad inaceptable, y que para compensar tiene otras partes del cuerpo desarrolladas para relajarse a través del tacto. Y no necesariamente con la intencionalidad de una cosquilla.

    En todos esos casos, lo que termina relajando, al menos desde mi punto de vista, no son las cosquillas SINO LA RISA. Alguien se ha dado cuenta del asunto y ha desarrollo la risoterapia, en cuyas sesiones creas verdaderos ahogos de carcajadas de forma artifcial, por la risa misma y obtienes también relajación. En esos casos, las cosquillas son psíquicas y no físicas. La risa intensa suele desembocar en llando (del feliz) con lo cual, a efectos de la relajación, entre un gustico adicional. Porque llorar libera.

    Bueno, estoy un poco dormido ahora y no se si he hilado bien, espero que si.

    Un abrazo y espero verte por aquí.
    Oca.

  13. Hola Oca: La verdad que el tema de las cosquillas en mas amplio de lo que parece, por si no sabias, habemos personas que las cosquillas son una forma de vida, de mas esta decirte que disfruto haciendo cosquillas en la planta de los pies a las mujeres, que de hecho se que ellas tambien disfrutan, hay una palabra llamada knismolagnia que las define en el campo de lo sexual, llamemosle fetichistas si se quiere, pero sabes? Hay mas gente asidua a las cosquillas de lo quew pensamos que no las que lo manifiestan publicamente, de hecho yo soy una, no se porque sera, pero lo que si se es que estas actitudes de no manifestar la afición por las cosquillas son una especie de patron en todos nosotros, de hecho los que escrbieron con anterioridad, saben a que me refiero, pues integran los mismos foros en los cuales uno entra a menudo, las causas no se saben, en fin, espero que me den una respuesta.-
    http://www.elforo.de/cosquillas

  14. tal y como relata el cazador de cosquillas…yo me considero una persona a quien le excita hacerle cosquillas en los pies a las muejres…. tengo esa fijacion desde pequeno…sin embargo…quisiera que se tocara como tema por que ese tipo de comportamiento excita…que es lo que hace que se convierta en parte de la sexualidad de un individuo…. cualquier respuesta a esta interrogante la agradecere de corazon

  15. Bien de acuerdo con los jovenes me pasa igual de hecho me gusto el cometario de sarita por que creo que le ah pasado me refiero a ser cosquilleada en la planta con una pluma seria interesante pero yo necesito un cura por que creo que esto no es muy normal.

  16. algunos sonidos para acompañar a las cosquillas: cuchi cuchi cuchi cuuu, la lalala lalalala lalala, tiki tiki tiki tiki,
    ¡¡¡es hora de cosquillas!!, ¿a donde hay cosquillas? ¿por aquiiii? o ¿¡¡¡por aquí?!!!!; que vivan las cosquillas es una sensación inigualable es única, la vida no tuviera sentido sin cosquillas o ¿¿no creen??. cuando estaba pequeño mis primas que eran mayores me sujetaban entre tres y me hacían cosquillas por mucho tiempo, claro que me dejaban descansar unos minutos y después seguían con la esquisita tortura

  17. Supuestamente hay una frase que dice que cuando una persona es cosquillosa significa que es celosa. Puede ser que ese frase sea factible, pero no en todas las personas, porque por ejemplo, yo soy ultra cosquillosa y aún así, una de las cosas que más me cargan en una relación, son los celos. Porque por lo menos para mi, los celos no son por amor.