…y plantar un árbol.

El año pasado se editaron en España, sesenta y cuatro mil quinientos cincuenta y seis libros. Sin tomar en cuenta las reimpresiones. En total se imprimieron más de doscientos treinta y ocho millones de ejemplares. El sector en el cual se ha generado mayor cantidad de nuevos títulos, es el de “Literatura, historia y crítica literaria.”, con el treinta por ciento del total.

Siempre comienzo a leer los libros en las propias librerías. A veces en varias visitas. Y hasta que no me convenzo del todo, no termino comprándolo. No es una costumbre excéntrica, en lo absoluto. Es una vulgar consecuencia de la escasez de la infancia, que me obligaba a afinar las compras de casi cualquier cosa. En la pobreza, errar en una compra es un lujo muy caro.

Por eso, a mí me sorprende que haya lectores para tantos libros. O, tantos escritores para tan relativamente pocos lectores. Bueno, a decir verdad, esto último no me sorprende tanto. Realmente se escribe sobre casi cualquier cosa y la tirada media por título tiende a ser baja. Cerca de tres mil ejemplares. Además, sólo basta echar un vistazo a las librerías para darse cuenta por qué se abultan tanto las cifras:

Hay biografías sobre jóvenes futbolistas, y sobre casi cualquier actor o cantante medianamente famoso. Libros de fotos de películas y tratados sobre cocina celta. Abundan también los títulos que comienza por un “Cómo” o un “Qué”. A mí me entretiene pasarme por esa sección, aunque casi siempre la capacidad creativa del escritor se esfuma después del título. Veamos algunos de estos libros, sin menospreciar su contendio, claro está. Que por no haberlos leído, no puedo opinar. El directo: Cómo dejar de hacerse pajas mentales y disfrutar de la vida. El estratégico: Cómo defenderse de los ataques verbales. El sofisticado: Metrosexual: guía de estilo. Y el excelso: Manual de ejercicios tántricos pleyadianos.

Yo no me meto, porque hay gustos para todos. Mi única preocupación es ecológica. Porque detrás de cada libro está el sacrificio de varios árboles. Y si yo fuese árbol, a juzgar por algunos libros, me sentiría indignado de morir en balde. Además, sacando mis cuentas, que para eso soy malo, llego a la triste conclusión de que aunque hay mucha gente que ya tiene un hijo, son muchos más los que escriben libros que los que plantan árboles. Vaya déficit.

10 pensamientos en “…y plantar un árbol.

  1. Literatura, historia y crítica literaria… ugh… pero hay que ver… a lo que está llegando el mundo

    ….

    “Y si yo fuese árbol, a juzgar por algunos libros, me sentiría indignado de morir en balde”

    bueno, de libros a lectores… hay gente que idolatra cosas que para mi no sirven ni para taparse de la lluvia

    ….

    ¿dónde están las librerías de Madrid?

  2. Si susana. Yo pensé lo mismo. Pensaba que por miles de razones la producción estaría comandada por libros de texto, de ingeniería o cosas así. Lo peor del asunto es que, al menos en españa, lo que están de segundo o terceros, son los libros de temas religiosos.

    * * * *

    Totalmente de acuerdo. Hay gente pa’ to. Por eso aclaré que “Si yo fuese árbol”. Aunque también hay que considerar el tipo de árbol. Probablemente la letura que le gusta a los pinos, es distinta a la que le gusta a los uvitos.

    * * * *

    Me he perdido un poco con la pregunta de las librerías Susana.

    Un beso.

  3. Pues como la cosa va de conciencia ecológica, me atrevo a decir que la amenaza más grande contra los árboles no está tanto en la peligrosa proliferación de los “cagatintas” de poca imaginaciòn que escriben cualquier cosa, sino en la escasez intelectual de quienes editan y publican, no?

    La culpa no es del ciego, sino de quien le ga el garrote.

    Saludos,
    Palas

  4. La versión de “árbol muerto” que llaman (a diferencia de la eletrónica de algunos libros). Me encanta ese término.

  5. Que quiero saber dónde están las librerías en Madrid…
    mi madre fue hace poco…
    yo quería todo lo que me falta de Lucía Extebarria (Because I am such a Coupland loving McJob + prozac gal) pero me dijo que no vio librerías…

    y quiero saber dónde están…
    para darle mapas y rutas de buses y trenes
    para que no se pierda

    y yo pueda tener mis libros de Lucía…

    no sé por qué no respondiste la pregunta si era tan sencilla…

    (Y me gustaría tener el libro Metrosexual, lo admito)

  6. Je je.

    Si. Era muy sencilla. Pero a veces la sencillez desconcierta. Estaré más atento.
    Las librerías en Madrid están en cada esquina.

    Las más grandes:
    – Casa del Libro, en plena Gran vía.
    – FNAC, en la plaza de Callao.
    – Y cualquier Corte Inglés, (imposible no ver uno) casi todos tienen librerías.

    Aquí está el home de Lucía en Fnac.
    http://www.fnac.es/dsp/?servlet=actor.HomeActorServlet&Code1=1970445019&Code2=355&actorID=117834&prodID=249450&tree=3

    Besos grandes.

  7. Parece mentira que en el siglo 21 todavía no se tenga un sustituto decente para el papel.
    De hecho el papel se elabora prácticamente igual que hace 100 años 🙁

    Por cierto ¿de verdad existe tal cosa como la cocina Celta?

  8. En Objetos Perdidos hay un excelente comentario de una Feria del Libro que hubo recièn en España. Creo que te puede gustar. En “alas y balas” tambièn estuve leyendo hoy acerca de los e-books y “que lee la gente que no lee libros”, un libro cuyo autor se me deslizò por los dedos.
    ¿Pero se pusieron de acuerdo varios para escribir sobre los libros?
    ————————————————————————————————————————–
    La gran idustria del libro. Se dice que si leemos todos los dìas, las 24 horas, y durante toda nuestra vida, no llegaremos a leer ni el 1% de lo que se està editando actualmente. Esto por el comentario que haces abriendo el menù de hoy. (Que como siempre està bien apetitoso)
    ————————————————-
    Tengo entendio que para la fabricaciòn de libros existe un determinado tipo de árbol-pino que crece en dos o tres años y cuya producciòn es relativamente sencilla sin afectar el ecositema. Pero como ya no se sabe que es verdad ni que es mentira, solo hago menciòn del asunto.
    ————————————–
    Bueno, será hasta la pròxima….un grato saludo como siempre. (Gracias por el vino)

  9. Hello a todos:

    Palas:
    No sé. Creo que a los editores sólo se les exige astucia para los negocios y a juzgar por las ventas, perece que las tienen. Además es un negocio interesante. Cuando el escritor es buenísimo, de esos que pueden hacer lo que les dá la gana, sólo se llevan el entre el 18 y 20% del precio de venta por cada libro vendido. De hecho, alguna vez me comentó un escritor de libros de ingeniería, muy famosos, que él no ha visto un duro por sus libros, porque los editores le dicen que le están haciendo un favor, porque si no, no podría publicar nada.

    * * *
    Egg:
    Si, no tenemos sustituto, pero porque creo que es muy difícil duplicar el efecto del papel. Mal ejemplo, pero sería como intentar alimentarnos sólo con píldoras. Se cumpliría con la función, pero perferíamos un placer intrínseco. Además. Con repositorio de información, está probada la durabilidad del papel (sobre los 500 años), y eso no lo hemos podido constatar con otros medios, como los digitales. (Si. Sobre los celtas se escribe de tó.)

    * * *
    Señor K.
    Los dos últimos fines de semana, me he pasado por la feria del libro antiguo y de ocasión de madrid. Y creo que la estadísticas que usted expone son del todo creíbles. Se ha impreso tanto, que no podríamos con ello. Sobre todo siento pena por los libros de propaganda de guerra. Ahora no hay nadie que los mire, ni de re-ojo.
    Veo, que ha realizado un paseo culinario. Me es grato también ver que se toma el vino por aquí.

    Un abrazo a Todos.

  10. “Las librerías en Madrid están en cada esquina.”

    tengo entendido que eso no es cierto…
    que están en cada esquina… pero de Buenos Aires…
    es más, no en cada esquina, si no en cada cuadra…

Los comentarios están cerrados.