Canción Demanda

El problema con las revoluciones, es su obstinada costumbre de morir en cuanto alcanzan el poder. Junto con ellas, se llevan un portafolios de principios e inventos valiosos, que le permitieron unir esfuerzos y ganar adeptos – y algunos adictos -, en su camino hacia el ansiado cambio. Las revoluciones suelen ser alcabalas de estafa, que sucumben demasiado rápido al exceso de expectativas y a la frustración colectiva. Me he enterado de pocas que realmente hayan logrado ser algo más, que la consolidación de algún mezquino proyecto personal. De todos esos inventos de “vocación revolucionaria”, a mi el que más me gusta, por honesto – aunque también ha muerto -, es la canción social o protesta.

En la segunda mitad del siglo pasado, surgieron diseminados por toda Iberoamérica, cantautores para todos los gustos, que clamaban valiente y honestamente, por una infinidad de reivindicaciones sociales: La libertad sindical, la reforma agraria, peticiones a Dios para que los protegiera de la indiferencia, o sencillamente canciones-relato, que narraban la (aún) depauperada realidad de los pueblos oprimidos, como solía llamarse entonces a… los pueblos oprimidos.

Eran hombres y mujeres con corazón y guitarra, que afinaban sus letras para llegar al pueblo esquivando el “intelecto” del tirano de turno. Los más osados cantaban con el estilo simple y contagioso del decreto: Si se calla el cantor, calla la vida. Otros hacían señas por las ventanas, a modo de coplas-axioma que retumbaban en el tarareo de sus protagonistas: Las entrañas de la tierra / va el minero a revolver. / Saca tesoros ajenos y muere de hambre después. Luego, surgieron poetas de tierno vozarrón, que mostraban temerariamente el pecho, con letras que no pierden actualidad: ahora que el petróleo es nuestro / no hablo de carne mechada / porque así le queda al pueblo / en la manifestación.

Eventualmente, la canción social tocó los bordes de la sofisticación, y se mudó a una nueva forma de trovar, elaborando letras de amplio espectro que solían, en su ambivalencia, confundir al menos incauto: Ojalá que las hojas no te toquen el cuerpo cuando caigan / para que no las puedas convertir en cristal./ Ojalá que la lluvia deje de ser milagro que baja por tu cuerpo. / Ojalá que la luna pueda salir sin ti. /Ojalá que la tierra no te bese los pasos. Poesía tan hermosa como ésta, bien podía dirigirse a un oscuro imperio de algún punto cardinal, o a aquella chica despiadada y presumida, protagonista de tu primer desengaño de juventud.

Los tiempos han cambiado y cosas como la reforma agraria y el hambre no han dejado de ser lo que eran: Sinónimos de promesa falsa. Así, bien que las revoluciones “triunfen” o “fracasen” pierden en consecuencia su capacidad de autocrítica. En el primer caso, por complicidad, y en el segundo por descrédito. La canción protesta, debería asemejarse más a un vigía experto, que levante la voz ante las injusticias. Hay muchas más vergüenzas patrias hoy en día, en toda Iberoamérica, a las cuales dedicarles una canción. De hecho, yo la llamaría canción demanda, para estar a tono con los tiempos. A ver quién se moja.

12 pensamientos en “Canción Demanda

  1. Yo me mojo, es más, me empapo…
    Una vez escribí un blues, dedicado a Chávez (aunque era en su contra), no lo recuerdo del todo pero sé que decía: It’s been a long way, babe, from here to liberty…

    Ojalá me fascina, una de las mejores canciones hechas… Gracias Silvio, a pesar de toda

    Pero si de demandas y protestas hablamos (que lindo que usaste esa palabra), mi favorita es de Bob Dylan, y dice:

    Come you masters of war
    You that build all the guns
    You that build the death planes
    You that build the big bombs
    You that hide behind walls
    You that hide behind desks
    I just want you to know
    I can see through your masks

    You that never done nothin’
    But build to destroy
    You play with my world
    Like it’s your little toy
    You put a gun in my hand
    And you hide from my eyes
    And you turn and run farther
    When the fast bullets fly

    Like Judas of old
    You lie and deceive
    A world war can be won
    You want me to believe
    But I see through your eyes
    And I see through your brain
    Like I see through the water
    That runs down my drain

    You fasten the triggers
    For the others to fire
    Then you set back and watch
    When the death count gets higher
    You hide in your mansion
    As young people’s blood
    Flows out of their bodies
    And is buried in the mud

    You’ve thrown the worst fear
    That can ever be hurled
    Fear to bring children
    Into the world
    For threatening my baby
    Unborn and unnamed
    You ain’t worth the blood
    That runs in your veins

    How much do I know
    To talk out of turn
    You might say that I’m young
    You might say I’m unlearned
    But there’s one thing I know
    Though I’m younger than you
    Even Jesus would never
    Forgive what you do

    Let me ask you one question
    Is your money that good
    Will it buy you forgiveness
    Do you think that it could
    I think you will find
    When your death takes its toll
    All the money you made
    Will never buy back your soul

    And I hope that you die
    And your death’ll come soon
    I will follow your casket
    In the pale afternoon
    And I’ll watch while you’re lowered
    Down to your deathbed
    And I’ll stand o’er your grave
    ‘Til I’m sure that you’re dead

    Copyright © 1963; renewed 1991 Special Rider Music

  2. Perdón por el “offtopic” pero es que precisamente me acabo de enterar que Bod Dylan ahora tiene una línea de ropa íntima (de chica, quiero decir)… en conjunto con una compañía que tiene como eslogan (y marca registrada!) de sus productos “Very Sexy”. Dylan es el viejo más feo sobre tierra estadounidence 😉

    Hay una canción que se llama “Los poetas han muerto”… ¿se referirán a estos?

  3. Cyberf: Me gusta pensar que los poetas no están muertos, sino escondidos. Lo que si hay son muchos que poetas se hacen llamar, sin serlo.

    Susana: El tarareo del blues (haz memoria anda, para sacarlo completo), creo debería modificarse para que no dejara lugar a dudas sobre su intención. También es muy importante ponerlo en términos e idioma comprensibles para los aludidos. ¿Sabe tu fuente de inspiración algo de inglés?

    Besos a ambos.

  4. qué sé yo…
    siempre existe altavista y la opción de traducir…

    que lindo, yo quiero ropa sexy de bob dylan…
    me atrevo a decir que tom waits es más feo, aunque físicamente tom me gusta más, pero claro, yo tengo los gustos bastante atrofiados…

  5. … que si. Los tiempos han cambiado dice el hippie de los 60.
    Los tiemos han cambiado dice el rockero de los 70.
    Los tiempos han cambiado dicen los del disco music y los de acic feliz de los 80.
    Los tiempos han cambiado dice el geek de los noventa.
    A mi me gusta mucho la frase ya que cada diez años se la repito a la generación subsiguiente, ademàs con más material para conversar.
    ———
    Por otro lado mientras hayan canta-autores y pichones de mùsicos, habrà algo de “revoluciòn”, sea ésta polìtica, social, espiritual. Hasta Celia Cruz tenía en su letras -que creo no las hacìa ella- algo de revolucionaria, aunque no roja por supuesto.

  6. eso de cada diez años, es relativo…
    en la película dazed and confused una chica dice que todo es cíclico…
    que los 50s fueron aburridos, los 60s radicales, los 70s aburridos de nuevo y que los 80s iban a ser radicales (la película está ambientada en los 70s) y yo creo que tiene razón…

    los 90s fueron aburridos
    y pues ahora… nos falta por ver…

  7. Bueno fue una idea tomada del “Shock del futuro”, en donde el autor comentaba que cada diez años se daba un nuevo proceso de cambio generacional y sustituciòn de ideas. Es posible que desde los 80 exista un ciclo màs cerrado. Pero entre los estudiosos y demàs sociòlogos y algunos pajarracos de la antropologìa diez años es un tèrmino aceptable para definir cambios. (Aunque en Maracaibo se muy bien que algunas teorìas mundiales y de mercado no tienen lugar)
    ———————–
    Uhmmm….aburrido y radical. Radical y aburrido y de diez en diez. Bueno desde tu teorìa nos tocan cambios radicales.

  8. en Maracaibo nada parece tener lugar…
    por eso es la base de pruebas de mercado del país…

    antes de que red bull fuera red bull ya estaba acá para ver si se podía comercializar en el resto del país, por dar un ejemplo…

    oh cómo detesto al señor Alvin, bueno, ya está muerto…

    chao chao Alvin T.

  9. ¡Uy!

    No, no. Que aún está vivo. Lo que creo, yo osado, que está alterado por la realidad, es la predicción que expuso en su momento, en La tercera ola (más que en el Shock del Futuro.). Porque el conocimiento está dejando de ser un capital y nos estamos moviendo de la sociedad del conocimiento/información hacia la “Sociedad de la Defensa”.

    Insisto, en una temeraria osadía de mi parte.

    Besos

  10. Si me dicen, dime tres personas que te gustaría que viviesen en la actualidad para desbaratar el sistema… jamás consideraría a Alvin

    me gustaría Philip K. Dick
    Aldous Huxley…
    quizás Timoty Leary para que nos de unas buenas lecciones de vuelo…

    mmm sí

  11. Qué quieren que les diga!
    Como cantautor denunciante y contestatario, sigo adorando a Serrat, y del resto…me gusta cuando callan porque están como ausentes (con licencia del poeta)
    Por otra parte, creo que los enfermos que llegan al poder son como la canciòn de Shakira ciegos, tontos, sordos lástima que no mudos!

    Y el más contestatario de todas las edades, aunque no le puso música a su protesta, fue Jesus de Nazaret. Él sí supo dejar en evidencia a los políticos corruptos y dejar huella, lo demás son pamplinas.

    Protesto amargamente porque debo seguir trabajando
    Palas

Los comentarios están cerrados.