Ofrendas Bancarias

Hace un mes, publiqué esta nota en la cual les comentaba sobre las curiosas estrategias de los Bancos Españoles para ganarse al cliente inmigrante. Como una breve actualización, les comento que recientemente los grandes bancos están además, contratando personal de origen inmigrante para atender mejor a estos nuevos clientes.

Los casos puntuales que ya existían estaban para satisfacer al turista de larga permanencia, y a los jubilosos jubilados nórdicos en la Costa del Sol. En otros casos, se trataba de una necesidad, dado que los inmigrantes procedentes, por ejemplo, de Europa del este no hablan español. Pero lo nuevo ahora, es que se trata de una estrategia de diferenciación para hacer que los clientes se sientan “como en casa”. Se habla ya de 1.5 millones de clientes extranjeros atendidos por la banca Española.

Sólo espero que la reproducción del “ambiente hogareño” no se lo tomen al pie de la letra, porque hay que advertir que, por ejemplo, los cajeros (los de carne y hueso), de los bancos en Latinoamérica son una especie de Dios, y no me gustaría tener que descubrime a mi edad, llevando las ofrendas matutinas para ganarme su misericordia: El cuartico e’ jugo, el cachito, y el alarde de equilibrio que significa llevar el “con leche” volcánico en la cajita vacia del chocolate Savoy.

3 pensamientos en “Ofrendas Bancarias

  1. Hoy experimenté en carne propia – una vez más – el inigualable “sabor” local del sistema bancario nacional.
    Me impresiona el esfuerzo que supongo debe hacer la alta gerencia, para lograr que todos sus empleados mantengan uniformemente la misma actitud de indiferencia hacia el cliente (en el mejor de los casos) y den respuestas que oscilan entre la irrelevancia y la idiotez ( la mayoría de las veces)

    Llegado a este punto, me confunde el no saber a quién achacarle la ausente calidad de servicio de los empleados: Si a la cultura del país, o a la cultura de los nuevos dueños ( la banca española, léase “Be Be Uve A” et.al.)

    Así que me confunde sobremanera el artículo de Ocatrapse, y solicito humildemente una ampliación – que no explicación – de lo expuesto en su blog.
    For instance:

    ¿Qué diablos tienen en mente los banqueros españoles cuando se refieren a lo del ambiente hogareño?
    ¿Será que creen que a pesar de que ya no andamos en pelotas, todavía somos indios y como tales debemos ser tratados a las patadas, despojados de los haberes que incautamente depositamos en sus arcas, y abusados como cuando Cortés nos cambiaba espejitos por pepitas de oro?

    Saludos desde la Tierra de Gracia,
    Palas Atenea

  2. Querida y fiel lectora.

    ¿Que tienen en mente? Pues realmente no se, yo, como el brujo aquel “Digo lo que veo.”
    La campaña continúa pero no he querido aburrirles más con el tema. Por ejemplo, desde hace 3 fines de semana, una de las cajas de ahorro más importante del España, ha colocado anuncios de página completa, en Chino y otros en árabe con una foto de un próspero representante de dichos gentilicios y haciendo referencia a que el 35% de los inmigrantes de madrid confían en ellos. Esto con respecto al asunto que he estado comentado.

    Ahora, con respecto al servcio en la banca aquí, es bastante dificil dar una aproximación dado que son 2 realidades distintas. Allá dependes mucho del personal, aquí no. Por un lado, ir la banco es, cuando menos, innecesario. Por ejemplo, en poco más de 2 años he ido… 3 veces, 1 a abrir la cuenta, otra a pedir un crédito y la otra a… no me acuerdo. TODO lo demás se domicilia a tu cuenta (teléfono, agua, luz, adsl, gas, pago de tarjetas), y rara vez tienes problemas con las domiciliaciones. El cheque casi no existe y para todo lo demas está el dinero electrónico. El efectivo para comprar el periódico, para el bar y para las máquinas expendedoras. El transporte funciona con un modelo de prepago bastante eficiente. Y tienes libertad de seleccionar el banco que más te guste para que la empresa deposite tu sueldo. La banca por internet es bastante homogenea en prestanciones. Ergo, nada de humanos.

    Ahora, con respecto al personal inmigrate, segun aparece en algunas notas de prensa, fueron los mismos inmigrantes, a través de un sondeo, los que indicaron que unos de los factores atractivos para abrir una cuenta en un determinado banco sería que pudiesen ser atendidos por paisanos. Honestamente, creo que la cosa va más por tener a alguien a quien reclamarle con gusto, sabrosamente, que por recibir un buen servicio. HAY DE TODO, por ejemplo, al principio estuve en una agencia con personal con muchos prejuicios y por ser inmigrante me atendieron mal… pero es absurdo afligirse por ello, simplemente cierras la cuenta allí y la “aperturas” en otro sitio y ya. Y por último, hay una cosa que no cambia, la buena calidad del trato está directamente relacionada con los ceros a la derecha de tu cuenta, así que para evitar problemas hago TODO por internet. Nada de humanos.

    Eso, que es un sistema que ha simplificado todo, apostando por el dinero electrónico y las domiciliaciones y no creo que por ofrecer un mejor servicio, que es una cosecuencia, sino sencillamente porque cuesta menos. Eso si, cada agencia es un mundo diferente. Así que no es sólo seleccionar el banco, sino también la agencia.

    En el caso de la compra española de bancos en las américas… bueno, compraron bancos, no el sistema bancario y sobre todo, no compraron la idiosincrasia criolla. Pero eso si, ellos no iban a pagar los costos de dicha idiosincracia y de dicho sistema y por eso combran comisiones, a veces abusivas, por todo lo que ella representa.

    Que respuesta tan larga, si necesita usted algo más no dude en manifestarse.

  3. Como siempre: Diligente, amplio y profundo. Gracias por la “amplificaciòn”, lo cual sólo me hace sentir más unhappy, porque por estos lares depender de lo electrónico aún equivale a jugar a la ruleta rusa.
    El hampa local siempre se las arregla para violentar los sistemas, particularmente los de los cajeros automáticos, aunque no nos caigamos a pasiones: No es inteligencia tecnológica sino vulgar rapacería. No son hackers bancarios los que nos asaltan, sino rateros de la nómina de algunos bancos.
    Por otra parte, cuando a un cristiano ( o hereje, da igual) se le vence la tarjeta de débito, es decir, se vence su “cash”, no tiene más remedio que ir a buscar la nueva al banco, porque a casa no la envían ( He ahí un viaje necesario al templo del dios dinero) Idem cuando se acaba la chequera, porque siempre hay sitios que no tienen punto de venta.
    En fin! Mejor no me amplíes la información, porque casi que les doy la razón a los dueños del negocio, en no esmerarse ni por los servicios electrónicos, y menos por los personales…
    By the way: En la banca americana, los empleados son “criollitos” pero hay que ver qué trato recibes! Cuando quiero recordar lo que se siente al ser tratada bien como cliente, voy al CitiBank, o llamo, da igual … Y Luego que hablen paja de los gringos, pero ellos al menos sí tienen claro que clientes somos todos!

    $aludo$

    PALA$ ATENEA

Los comentarios están cerrados.