El Idealismo Aplicado.

No conozco a ningún ex hippy pobre. La generación que abanderó los ideales de libertad, amor y se rebeló contra los convencionalismos sociales y económicos, se descubre hoy llena de exitosos empresarios, profesionales y escritores, en fin, de conservadores modernos.

Tal vez sólo una porción, la que conforman los hippys eternos, aún vaga por algunos pueblos de la India buscándose a si mismos, mientras otra encallece sus manos tejiendo pulseras al ras del suelo. El resto creo que lograron “encontrarse” y me temo que más que un encuentro, fue un encontronazo.

Nunca he tenido claro si fue realmente una revolución, simple rebeldía o un accidente. Los ex hippie que conozco, no me lo aclaran del todo, y lo único que puedo sacar en limpio, por el brillo de sus ojos al recordar, es que lo pasaron muy bien. Todos ellos se retiraron “a tiempo”: los más sinceros admiten que ocurrió cuando sus padres cortaron la financiación de la aventura, otros confiesan que fue porque ya habían experimentado suficiente.

Poco a poco se despojaron de sus símbolos, cortaron sus barbas, embaularon sus faldas y calzaron sus pies… y abordaron sus nuevas vidas con un concepto que me parece el secreto de su éxito: El idealismo aplicado.

No se confundan, que no voy de gurú de autoayuda. Lo que quiero decir es que quedaron marcados por la sensación de libertad, y si querían re-experimentarla, tenía que producir mucho dinero. Le aplicaron a sus aventuras empresariales la misma pasión e idealismo que al estilo de vida hippie y funcionó. Sus objetivos no fueron al estilo ortodoxo de las unidades de producción o de aburrida terminología empresarial, por el contrario, hicieron uso de expresiones inspiradoras: Si producían licuadoras, lo que se proponían era vender tiempo (y libertad) a las mujeres. Si hacían ordenadores se consideraban artistas y con ello se proponían “cambiar el mundo” (y lo hicieron). Siempre con aspiraciones / inspiraciones idealistas pero con los pies en el suelo.

Son listos, en el sentido de tener claro que todo lo hacen por la libertad. Con lo cual se divierten un montón consiguiéndola y disfrutando de ella, viviendo vidas más intensas.

El idealismo aplicado podría ayudar a recuperar la economía mundial (que no la libertad) ya que es por definición creativo y contrario a los paradigmas, lo que pasa es que andamos escasos de hippys y nos sobran especuladores.

0 pensamientos en “El Idealismo Aplicado.

  1. A mi modo de ver, la libertad es otro paradigma que poco se practica. Sin embargo, relaciono tus reflexiones sobre el idealismo aplicado con la que preciera ser el despertar de algunos hombres de empresa, que están recién despertando hacia una nueva realidad que consiste en “humanizar” a la organización, lo cual me lleva a pensar que por primera vez están poniendo la carreta donde debe estar: Detrás del caballo. La produccìón de riquezas debe ir detrás de la satisfacciòn del hombre, como medio, no como fin. En todo caso, es mi forma de ver quién debe estar al servicio de quién o qué, o lo que es lo mismo, mi interpretación de lo que llamas idelismo aplicado.

    Palas

  2. Querida Palas:
    Hay cosas que por cuestiones de espacio a veces se me quedan incompletas, aquí alguna de ellas:

    1) De humanizar, no mucho. Es un concepto que no necesariamente está incluído dentro de esta especulación. Por ejemplo, Steve Jobs, (un hippy de segunda generación o alguien que al menos pensaba algunas cosas como hippy) creó una empresa maravillosa, Apple Computers, y aunque consideraba que estaba llamado a producir “arte”, circulan muchas anécdotas sobre su despiadado carácter, egoísmo y mal trato. Sin embargo usaba y usa hoy principios del concepto que expongo, y funciona, es el único que a mi juicio está innovando en la computación de consumo.

    2) Satisfacción del hombre detrás de la producción de riqueza: Si, pero del que se enriquece. Eso si que creo que no cambiará nunca. 🙂

    3) Lo que intentaba transmitir, es que estas personas especiales son catalizadores, que actuan de una manera distinta y que quieras o no, crean un ambiente inspirador, te hacen sentir que formas parte de algo importante y aparentemente más que un empleo. Eso suele producir satisfacción, motivación, etc. Pero como es un idealismo con los pies en el suelo, cuando algo o alguien obstaculiza el camino del idealista, se aparta sin contemplaciones, I mean, suele todo ir bien si piensas como se espera que pienses y en eso son incluso más estrictos que el empresario “normal”.

    4) Se pensó que, por ejemplo, los especuladores de la era de las .com eran idealista del tipo que describo, pero en realidad no lo eran.

    5) De la libertad: De las 12 acepciones de la palabra libertad que están el en DRAE, las que considero que aplican para describir la forma en que la uso en la nota son:
    -Falta de sujeción y subordinación.
    -Condición de las personas no obligadas por su estado al cumplimiento de ciertos deberes.
    -Exención de etiquetas.
    En eso términos, si, se practica poco porque es muy cara social y económicamente.

    Besos.

  3. Es una lástima que cyberf no haya entrado en la conversación. El ha estado en SF y podría ilustrar mejor la posible influencia que estos movimientos tuvieron en la ciudad, imagino que es un activo turístico de la misma.

    Al parecer en el ambiente universitario aún existe influencia clara. Lo cierto es que yo si concluiría que hubo un avance, porque desde el punto de vista social generan el ruido necesario para que la gente se fije en ciertas cosas y por el otro, en el empresarial, creo que sólo el idealismo puede permitir abordar la creación de tecnologías aparentemente imposibles.

    Luego me gustaría descubrir, ¿cuales fueron los factores que propiciaron el surgimiento del pensamiento hippy? esa forma de ser, ¿pudo haber surgido en Miami, por ejemplo, o en Buenos Aires?

  4. Lo que puedo agregar a los comments aquí plasmados, es que los hippies, con sus consignas de hacer el amor y no la guerra, dejaron, además de la costumbre inveterada de consumir drogas light ( digo, porque básicamente era marihuana) un legado muy importante y positivo: Son los pioneros de los posteriores movimientos ecologistas tipo Green Peace. Eso es idelismo en acción, muy sui generis si se quiere, pero idealismo al fin.
    So, save the whales, save the planet…. who’ll save us from us?
    Palas

  5. Es cierto Susana, olvidé ésa, y también los hongos alucinógenos y el Qualude… El punto es que evaluando en retrospectiva el paso de los hippies, su rastro fue positivo

    Ocatrapse, inveterado alude a lo arraigado, asentado, habitual, lo cual a estas horas ya seguro sabes. Lo que me llama la atención – a partir de tu comentario- es que tengo instalada esa palabra (para mí, de uso común) y no sus sinónimos. Cosas de mis raíces helénicas supongo.

    No me eches en falta … he colocado mis comentarios aquí y allá, en algunos de tus muy numerosos escritos.
    Tenedme paciencia, mirad que vuestra pluma es más abundante que mi tiempo.
    Un abrazo,
    Palas Atenea